jueves, 28 de septiembre de 2017

Ruta de senderismo por la Sierra de Gredos (Ávila): Plataforma de Gredos-Laguna Grande

Hola cosicas!

Para hoy os traigo una ruta de senderismo de las más importantes de la Sierra de Gredos, en Ávila. Se trata de llegar hasta el Circo de Gredos, el circo glaciar más extenso de todo el Sistema Central.



La ruta se inicia desde la Plataforma de Gredos. Así se llama a un aparcamiento que se encuentra en plena sierra y que se accede a través del pueblo Hoyos del Espino, situado a unos 65 kilómetros de Ávila.
Dentro del propio pueblo encontramos bien indicado el camino hacia la plataforma.
Antes de llegar hasta la Plataforma, nos detuvimos en el área recreativa Puente del Duque. Un amplio espacio verde con camping y restaurante, ideal para pasar el día.
Dispone de piscina fluvial con zonas verdes.
Con el río Tormes al lado.
Y estas casetas son barbacoas, para poder cocinar en ellas sin peligro de tener un susto. Me parece una gran idea.
Seguimos nuestro camino por una carretera rodeada de pinos.
Hay un punto de acceso donde se deberá pagar, de 8 de la mañana a 8 de la tarde:
  • Peatones: gratuito
  • Bicicletas: gratuito
  • Motos y turismos: 2,5 euros
  • Autocaravanas: 4,5 euros
  • Autobuses: 11 euros
Si se va, tanto antes como después de ese horario, la barrera estará subida y no se tendrá que pagar.
Y llegamos a la Plataforma. Un aparcamiento amplio con un bar al final donde tomar alguna bebida.
Con un fresquito riachuelo al lado.
Y algún amiguito por los alrededores, ya tan acostumbrados a la gente, que ni se inmutan.
La ruta empieza a 1.780 m de altitud, llegando a 2.170 m en el punto más alto y terminando a 1.980 m, como indica el gráfico del panel que hay al inicio de la ruta.
 A continuación os dejo los detalles de la ruta:

Longitud: 6.436 metros
Desnivel: 390 metros de subida, desde la Plataforma a los Barrerones y 190 metros de descenso, desde los Barrerones hasta la Laguna Grande.
Tiempo aproximado: 5 horas para realizar ida y vuelta
Dificultad: Media-alta, dependiendo de la estación. En las épocas con hielo y nieve hay que extremar las precauciones. El resto del año no presenta ninguna dificultad.
Inicio: Plataforma.
Final: Laguna Grande.
Recomendaciones: Llevar calzado adecuado, ropa cómoda y de repuesto; siempre algo de abrigo e impermeable.
En verano, ropa ligera pero que proteja del sol. En invierno, lleva equipos adecuados para la nieve. Desde noviembre hasta abril-mayo, hay zonas peligrosas por la nieve, ventisca o niebla, extrema los cuidados.

Nosotros fuimos a principios de Agosto, bien equipados con gorras y protector solar, además de ropa transpirable y cómoda. Pero también con ropa de abrigo, ya que estás en un sitio de bastante altitud y los cambios de temperatura pueden ser importantes.
El tiempo que tardamos nosotros (en la ida) fue de 3 horas y media porque, además de llevar un ritmo tranquilo, en las zonas de ascensión tenía que ir parando porque me agota mucho (en mi caso, otros iban tan panchos... qué mayor me sentí!!). A la vuelta la hicimos en 3 horas porque pillas más tramos en bajada y ya no te paras tanto para hacer fotos.

La altitud hay que tenerla en cuenta, si eres una persona que vive cerca de la costa o en zonas de poca altitud ya que, ascender sin tener acostumbrado tu cuerpo durante unos días, puede afectarte y encontrarte mal. Lo ideal, en mi opinión, es llegar unos días antes a los alrededores para que el cuerpo se vaya acostumbrando.

Y empezamos la ruta!

El camino empieza empedrado. Leí quejas de la gente por este empedrado antes de ir, que dificultaba el andar y cansaba más. La verdad que a la vuelta, con el cansancio de todo el día, lo acusé un poco y me pareció que me cargaba más los gemelos, ya que vas bajando y al ir frenando, no te deja apoyar tan bien el pie como si fuera sobre tierra. 
Pero no sé cómo estaría antes para que tomaran ésta decisión.

Empezamos con una leve asensión.
Seguimos por un poco más de llano pero siempre con un poco de desnivel en sentido ascendente.
Nos encontramos a algún que otro amigo. Recordad no molestarles, seguir vuestro camino.
Las vistas ya son increíbles.
En algunos tramos tenemos tierra y no tanta piedra.
Muy bien señalizado el camino a seguir.
Nos encontraremos alguna fuente. Nosotros llevamos bastante agua, ya que con el año tan seco que hemos tenido, teníamos miedo de encontrarlas secas, pero aprovechamos a vaciar alguna botella y rellenar de las fuentes, donde sale bien fresquita.

****Aquí tengo que explicar una cosa. Nos encontramos mucha gente con miedo de beber por encontrar el cartel que se ve en la foto: Agua No Potabilizada. Esto no quiere decir que no se pueda beber, simplemente indica que no está tratada. No lleva los añadidos (como por ejemplo el cloro) que le suelen echar al agua que sale en el grifo de casa. Es un agua totalmente natural, salida de un manantial pero que puedes beber tranquilamente, solo que están obligados a poner este cartel. 
Luego dependerá a lo que esté acostumbrado tu cuerpo. Nosotros estamos muy acostumbrados a beber de fuentes de manantiales, pero una persona muy urbanita que siempre bebe agua de botella, le puede afectar el cambio de agua. Es algo a tener en cuenta, simplemente.
Seguimos el camino encontrando otros amigos (me encanta cuando posan).
Parece que vamos llegando al punto más alto.
Y ya empezamos a divisar el circo de Gredos.
Llegamos a un panel donde explica cada uno de los picos y algo de información.
Otra fuente en el camino.
Y ya vemos a lo lejos nuestro destino: la Laguna Grande.
El camino la va bordeando para llegar hasta el refugio.

El puente para pasar el río hasta el refugio.
Increíble ese edificio aquí en medio, ¿verdad?
El ríachuelo genera algún rincón donde está genial para meter los pies y descansar después de la ruta. (Nosotros lo hicimos y fue un momento de relax total, muy recomendable para que descansen los pies. Eso sí, el agua está "fresquita").
Y después de reponer fuerzas, deshacemos el camino andado, disfrutando de las vistas que nos regala la Sierra de Gredos.
Es una ruta muy conocida. Nosotros fuimos un día entre semana, encontramos algo de gente pero para nada masificada.

Vi bastantes niños. Creo que estarán bastante acostumbrados, porque me parece una ruta un poco dura para niños, por los tramos que te pillan en ascensión.

Es una zona preciosa y nos quedamos con ganas de volver. Hay muchos establecimientos hoteleros (hoteles, casas rurales, hostales...) en los pueblos de alrededor, ya que tiene mil y un rincones por descubrir, tanto en rutas de senderismo, como rincones de playas fluviales, actividades al aire libre... tienes donde elegir, sin duda.

Hasta aquí el post. Espero que os haya gustado.

Podéis seguirme en mis redes sociales (Facebook, Instagram y Twitter) como @cosinasycosetes y así no perderos nada.

Y ya sabéis, tenemos el paraíso más cerca de lo que nos pensamos.

Gracias por leerme.