martes, 30 de agosto de 2016

Día en Cantabria: Teleférico de FuenteDé

Para hoy os traigo un día en la zona oeste de Cantabria, en el interior de esta bonita comunidad. Fuimos a subir al Teleférico de FuenteDé.

Hay unas instalaciones para albergar al gran volumen de personas que acuden a verlo, con grandes praderas donde aparcar, cafetería, restaurante y tiendas de souvenirs. (Quedé sorprendida de la cantidad de gente que había, aunque también es verdad que fuimos un fin de semana de agosto y en esos días hay gente por todos lados).

(en la foto, parte de las praderas que se utilizan de aparcamiento)



(una de las cabinas que se utilizaban hace unos años)


Está todo muy indicado y se sacan las entradas en unas taquillas ubicadas en un edificio aparte. La entrada es algo cara (17€), con precios para niños y para grupos. Ahí ya te indican, más o menos, el tiempo de espera.

Os recomiendo llevar algo para hacer un mini picnic ya que, en nuestro caso, la espera fue de 2 horas para poder subir y por los alrededores, la gente se tiraba por el césped o en cualquier banco y tomaba un tentempié, que la verdad sienta genial después del viaje y ya sabemos que, en estos sitios, por un simple refresco piden bastante.

Durante la espera dimos una vuelta. En los alrededores está un Parador con una exposición del oso, con un precio de entrada de 3€.

(foto de la fachada del Parador con una de las cabinas sobrevolando en ese momento)

(Hotel-Restaurante cerca de las instalaciones)

Van avisando por grupos de 20 o 40 personas para que vayas subiendo por unas escaleras y subir a las cabinas.
Y por fin nos tocó. Salva un desnivel de 753 metros en 3 minutos y 40 segundos que dura el trayecto, para alcanzar los 1823 metros de altitud.

(imagen de la cabina llegando al punto donde esperas)

Y allá vamos!!

(desde aquí puedes ver las zonas de aparcamiento y los edificios)

El paisaje es impresionante y hay varios caminos por donde adentrarse, aunque nosotros ya subimos casi a la hora de comer y no nos entretuvimos mucho.





Nada más llegar hay un mirador, no apto para personas con vértigo.

No tanto por la altura (que también), sino por el suelo de la plataforma:

(menuda impresión!)

Arriba también hay unas instalaciones con cafetería. Ya sólo queda disfrutar de las vistas y sacar a relucir nuestra parte de fotógrafo profesional, fotografiando cada rincón o haciendo fotos divertidas con alguna de las cabras que hay por allí, siempre tratándolas con respeto y cuidado.

Y hasta aquí nuestra experiencia en el Teleférico de FuenteDé.
Te dejo un vídeo de cómo llega la cabina a la parte de arriba: 




Si quieres saber dónde fuimos a comer, no te pierdas el siguiente post. (https://cosinasycosetes.blogspot.com.es/2016/08/dia-en-cantabria-conociendo-y-comiendo.html)