martes, 28 de febrero de 2017

Ruta de las Cascadas del Río de Faro, Redipuertas (León)

Para hoy os traigo la primera ruta de senderismo del 2017 para nosotros. Se encuentra en la comarca del Curueño, en el pueblo de Redipuertas (León), a unos 65 km de la capital.

Información sacada de la web del Ayuntamiento de Valdelugueros:
  • Distancia proyectada: 3,5 km.
  • Alturas: salida en Redipuertas 1.386m; llegada en los Prados de Faro 1.569m.
  • Dificultad: baja.
  • Duración aproximada: 1 hora y 20 minutos. (supongo que ida, porque es lo que tardamos nosotros, más o menos)


Me la recomendaron por Twitter hace tiempo pero la íbamos atrasando esperando verla en todo su esplendor.
Al final nos animamos a ir el pasado domingo, para aprovechar las últimas lluvias y ver los saltos de agua bien cargados y con fuerza. Y ya que iba a hacer buen día, aprovechamos.

Llegamos al pueblo de donde sale el camino: Redipuertas.
Casi al final del pueblo, vemos un cartel en el lado izquierdo, que nos señaliza la ruta.

Empezamos la ruta, encontrándonos una de las cascadas más espectaculares nada más empezar
 (desde la parte de arriba)
(y bajando estas escaleras)

Seguimos y vemos a la derecha la iglesia

Seguimos por el camino
Bastante amplio por lo que, en verano, pasa un todoterreno sin ningún problema.
Lo malo de venir en febrero como hicimos nosotros es que te puedes encontrar con esto:
Tramos del camino donde da la sombra y están cubiertos de nieve bastante helada si habéis madrugado como hicimos nosotros. Aquí hay que andar con cuidado.

Y empezamos a ver las cascadas y pequeños saltos de agua:
************
******** 
Seguimos admirando las vistas a lo lejos de los picos nevados:
********
 *********
 (Lo que se ve ahí es un refugio pero cerrado y no encontramos la llave, no sé si habrá que pedirla en el pueblo)
(Cansados de que saliera la sombra en todas las fotos, pues habrá que tomárselo con humor, además de que el salto queda justo en la sombra y no se ve mucho en la foto, una pena!)
(La primera que veo que indica el fin de ruta)


Y aquí finaliza esta ruta, ahora toca volver por donde hemos venido. Algunos saltos de agua nos costaba llegar por la nieve y porque estaban un poco apartados del camino, pero ahí estaba la "cabra montesa" de mi chico (como buen boy scout que fue de pequeño) para sacar las fotos, aunque fuera con su sombra por la posición del sol.

La verdad que fuimos ahora para ver el río con buen caudal pero nos queda pendiente volver en verano, con la vegetación más verde y, seguro, con unos paisajes más espectaculares aún.

La ida, al principio, es casi una cuesta suave constante, que parece que no pero llega a cansar en algunos tramos (a lo que nosotros añadimos la nieve aguada en algunos sitios o hasta congelada). Nos encontramos a la vuelta con bastante gente y un grupo nos preguntó si quedaba mucho porque ya estaban cansados de subir jejeje lo bueno que la vuelta es todo bajada suave y se hace mucho más llevadera, como le comenté a una señora. La vuelta se hace mucho más corta por ello.

Había varios niños por lo que es recomendable porque no es muy larga (sobre 6 km en total), luego está lo que le guste andar a los niños, pero igual que con los adultos.

Damos un 10 a la señalización de la ruta, indicando a cada poco la dirección correcta y señalizando las zonas donde están los saltos de agua. Han hecho un buen trabajo y felicitamos a quien se haya encargado. Es la mejor señalizada que hemos visto hasta ahora.

Amenazamos con volver, Redipuertas.
Dejarme en comentarios si conocéis otras rutas que sean así, facilitas, para hacerlas en estos días que vienen de buen tiempo.

Gracias por leerme.