miércoles, 3 de febrero de 2016

Posada de Valdeón: Miradores y rincones

Hoy os traigo un plan del día por la zona de Posada de Valdeón, en busca de los miradores que hay en distintos puntos.

Dejamos atrás Riaño y antes de llegar a Posada nos encontramos con el alto de Panderruedas, donde hay un amplio merendero que en verano puede ser un lugar idóneo para comer el bocata o una merienda en un lugar increíble. Ahora pierde encanto con la hierba seca y sin una gota de nieve a estas alturas del invierno.




Pues según estamos en el aparcamiento, tenemos enfrente el merendero, veremos un camino que se adentra en un hayedo, por ahí llegamos al primer mirador, el mirador de Piedrashitas. Hay una pequeña subida y tras andar unos 200 metros, nos encontramos con un saliente que genera un mirador impresionante.





Después de admirar las vistas, volvemos por el camino hasta el merendero.

Seguimos nuestro camino con el coche y paramos un momento en el siguiente, el mirador de Valdeón.


El siguiente se puede decir que es el más conocido: el mirador del Tombo.

Y luego se nos echó encima la hora de comer y como era entre semana, por no correr el riesgo de encontrarnos los restaurantes de la zona cerrados, decidimos llevar para comer de picnic, aunque nos hiciera mal día siempre nos quedaba comer dentro del coche. Pero no fue así. Como nos hizo un día soleado y con buena temperatura, comimos en el merendero que hay donde los Chorcos, un lugar muy conocido llegando a Caín. No podíamos quedarnos sin pasar por la carretera hasta Caín, con esa garganta por donde pasa, es muy bonita.


Hay un par de mesas y una fuente, ideal para poder echar un agua a los utensilios después de comer. Así que... a comer!!

Una buena tortilla de patata, un poco de embutido, pan del bueno y bebida... ¿qué más se puede pedir?? Comiendo en un merendero en febrero.. luego es que en el norte hace frío... ayyssss!!

Luego nos acercamos al alto de Pandetrave, al cual se accede por una carretera desde Posada de Valdeón en dirección a Portilla de la Reina, donde también hay un mirador muy bonito.


Y siguiendo por la carretera llegamos a Portilla de la Reina, después del cual nos animamos a seguir por el puerto de San Glorio para llegar al alto, que queda cerca y hace de frontera con Cantabria.
De camino nos encontramos con el pueblo de Llánaves de la Reina, donde hay un Mesón muy bonito y decidimos tomar un café.

 Queda pendiente una visita más completa... Daban ganas de quedarse la tarde allí!! sabéis por qué??


Qué chimenea!!! Nos encantó!! Nos imaginamos el café o la copa sentados en esas sillas, con los pies al "calorín". Qué gozada!!

Pero bueno, había que volver, así que volvimos dirección Riaño, el cual nos regaló unas vistas impresionantes del pantano, como siempre.

Y después de las últimas fotos con la poca luz que quedaba, de camino para casa, después de un día con unas vistas muy bonitas y de descubrir rincones que no conocíamos. Lástima que no haya nieve, esperemos que llegue pronto, que es tan necesaria para tantas cosas.

Espero que os haya gustado y que hayáis apuntado sitios pendientes de visitar.

Contarme si me he perdido alguno que quizás no conozca y lo haya pasado por alto. Ya sé que en Caín está la Ruta del Cares pero esa para otro día, hoy era de relax. 

Gracias por leerme.