sábado, 30 de enero de 2016

La esencia de León en un bote de cristal

Hoy os traigo dos productos que nunca faltan en mi nevera: la morcilla de León y el queso de Valdeón.
Los dos en bote de cristal, para poder disfrutar de ellos en un momento puntual sin tener que comprarlo en fresco con el riesgo de que se estropee.




Los dos productos tienen bastante margen en la fecha de caducidad, por lo que podemos tenerlo tranquilamente en la nevera para posibles visitas imprevistas o, porqué no, posibles antojos ;)

MORCILLA MORVEGA
La morcilla que yo suelo comprar es de la marca Morvega.Yo suelo poner la cantidad que quiera consumir en el momento en un recipiente apto para microondas y lo pongo 1 minuto, al sacarlo lo remuevo bien para que el calor se reparta bien y comprobar si necesita más calor o es así suficiente. Y ya está! listo para untar en rebanadas de pan y... disfrutar! Lo he llegado a usar al hacer un cocido, calentar aparte un cuenco con esta morcilla y ya tenerlo, por si no he podido comprarla fresca. 
Debo decir que hay otras variedades, con queso de Cabrales y alguna más, pero me quedo con la original, para mí la mejor. 
Lo podéis encontrar en la zona de refrigeración de carnicería en las grandes superficies y en pequeñas tiendas de barrio. Es muy fácil de conseguir.

QUESO DE VALDEÓN "GARGANTA DEL CARES"

El queso azul "Garganta del Cares" es un rico queso de Valdeón, ideal para tenerlo como snack para untar en rebanadas, pero a mi me encanta para hacer crema de queso y hacer solomillos en salsa o cualquier cosa que se os ocurra.
Yo suelo poner una sartén, una nuez de mantequilla, dejo que se derrita y una buena cucharada de queso, dejo que se vaya derritiendo mientras remuevo para que no se pegue y, cuando esté casi, le añado la nata líquida. Para mi gusto casi que no necesita sal, ya que el queso es bastante fuerte y no lo necesita. Dejamos que se cocine un poco, añadimos los solomillos pasados por la sartén previamente y listo. Está buenísimo!
Lo podéis encontrar en la zona de los quesos, en la zona refrigerada.

Son "cosinas" que siempre viene bien tener en la nevera ya que te sacan de un apuro y están muy ricas.

Espero que, si no lo conocíais, lo probéis y me contéis qué os parece.

Gracias por leerme.