miércoles, 28 de septiembre de 2016

Plan de Montaña: la Berrea

Hoy os traigo la idea de un plan para estos días que está empezando la estación del otoño: acudir a las zonas de montaña a escuchar la berrea. Es un espectáculo que dura sólo unas semanas y es digno de escuchar y ver (si es posible).

Se trata de la época de celo de los ciervos macho, que se dedican a emitir un sonido característico para llamar a las hembras. En la zona de la montaña oriental leonesa se puede apreciar y también en la zona palentina, pero hay muchas más zonas.

Suele durar desde finales de septiembre hasta mediados de octubre, pero es mejor ir las primeras semanas.



Hay actividades organizadas por las casas del parque de la zona como ésta:


Donde vas con un guía que os ayudará a llegar a una zona más adecuada y poder garantizar el ver algún ejemplar de estos bellos animales.

Pero si conocéis la zona o podéis ir con alguien conocedor de la montaña, os podéis acercar a una zona un poco apartada de los pueblos, como hicimos nosotros.

Nos acercamos a tierras palentinas y en la carretera que bordea el pantano de Compuerto, en el municipio de Velilla del Río Carrión, nos detuvimos en un puente, que os dejo foto:


Enseguida vimos dos ejemplares hembra cerca de la orilla del pantano. De fondo escuchamos los bramidos del macho, que venían desde varios puntos, ya que en la zona abundan.

La hora ideal para esta actividad es, tanto al amanecer como al anochecer, entre las 7 y 8 de la mañana y las 7 y 8 de la tarde.

Decidimos adentrarnos un poco por un camino y descubrimos otro ejemplar hembra a escasos metros de nosotros.


En esos momentos hay que quedarse muy quieto si no queremos que salga asustada.

Adjunto un vídeo haciendo ruidos para que se moviera y poder verla mejor:

video

Es una actividad muy bonita si se va concienciado de que no hay que molestarles, sólo vamos a observar un hecho que se repite en el inicio del otoño y no perturbar la rutina de estos animales.
Ese día no vimos ningún macho porque no quisimos adentrarnos en el pinar y ya se hacía tarde. Pero para ir en busca de ver algún macho ya recomiendo ir con gente que conozca para evitar sustos.

Aconsejo llevar prismáticos para localizarlos mejor y ropa de abrigo porque, aunque nos estén respetando las temperaturas, a esas horas suele estar bastante fresco.

Si sólo queremos verlos en la distancia, es una actividad muy bonita para hacer con niños si entienden que deben estar callados para escuchar bien y así, descubrirlos. Es importante que se den cuenta de los seres vivos que nos rodean y aprender desde pequeños a respetarlos en su hábitat.

Espero que os haya gustado y que si vais a intentar verlos y oírlos, me contéis qué tal.

Gracias por leerme.